Proyección del paisaje interno

Espero lect@r que te encuentres muy bien...
Esta entrada de hoy tiene que ver con otra, que se llama El Paisaje Interno (ver), están relacionadas entre sí, según me parece, y creo además que podría ser útil relacionarlas con la propia vida, con el día a día, con nuestras relaciones, con nuestro perspectiva frente al medio en que nos toca vivir...
Porque existe la creencia en muchas personas, de que las contradicciones, y el sufrimiento quedan en el interior de cada uno...
Observando mi propia experiencia y la de otras personas, y en el intercambio de vivencias con otros amigos, compruebo que esto no es así... que uno "irradia" tanto las contradicciones, como el sufrimiento...pero también "irradia" los actos unitivos, el proceso de crecimiento personal...una actitud constructiva...el Sentido...
En todo caso aquí te dejo con la lectura de un capítulo del libro que aporta un enfoque sobre todo este tema... 

un afectuoso abrazo,

  
"Hemos hablado del paisaje, del sufrimiento, de la contradicción y de aquellos actos que dan unidad a la corriente de la vida. Pudiera creerse que todo ello, permanece encerrado en el interior de cada ser humano o, en todo caso, que se exterioriza como acción individual sin otra consecuencia. Pues bien, las cosas son del modo opuesto.

1. Toda contradicción invierte la vida, comprometiendo el futuro de quien la
padece y de aquellos que están en contacto con ese agente transmisor de infortunio.

Toda contradicción personal, contamina el paisaje humano inmediato, como invisible enfermedad que se detecta solo en los efectos.

2. Antiguamente, se culpaba a demonios y brujos por toda plaga que azotaba a las regiones. Pero, con el tiempo, el avance de la ciencia hizo más por los acusadores y acusados que el milenario clamor irresponsable. ¿En qué bando hubieras comprometido tu opinión? Tanto del lado de los puros como del lado de los réprobos, hubieras enzarzado sólo tu torpeza.

3. Aún hoy, cuando buscas a los culpables de tus desgracias, te sumas a la larga cadena de la superstición. Reflexiona, por tanto, antes de levantar tu dedo, porque tal vez el accidente o, en otros casos, la proyección de tus contradicciones, provocaron los tristes desenlaces.

4. Que tus hijos se orienten en dirección opuesta a tus designios, tiene que ver más contigo que con tu vecino y, por cierto, que con un terremoto acontecido en otra latitud del mundo.

5. Así es que, si tu influencia llega a un pueblo, cuida muy bien de sobrepasar tu contradicción, a fin de no envenenar con ella el aire que todos los demás respiren. Tú serás responsable por ti y por aquellos que reúnas a tu alrededor.

6. Por todo esto, si tu misión consiste en humanizar la tierra, fortalece tus manos de noble labrador.

(capítulo XI Proyección del Paisaje Interno - del Libro El Paisaje Interno - Silo)

Si te gusta, o crees que la entrada será útil para tus amigos o contactos compártela. ¡Gracias!

No hay comentarios :

Publicar un comentario